< Ver más artículos

Un baño clásico, no, clasiquísimo

18 de Diciembre 2018
Reforma tu baño para darle un toque, pero no moderno, NO, sino rústico.
 
Algo que no suele hacerse en reformas y decoración es ir a la inversa del tiempo, de las modas. Pero nada más lejos de la realidad, si eres de los que piensan que los estilos actuales son más fríos y poco acogedores para la casa, elige un aire rural y de antaño.

El baño, la estancia por excelencia de la vivienda que debemos mantener siempre perfecta no entiende de tendencias ni de estilos. Lo único que necesitamos para que un baño sea realmente acogedor es que mantenga un ambiente acogedor con materiales únicos. Esto se consigue en el estilo rústico. Respeta la esencia de un entorno rural, pero con toques modernos.

La clave está en los detalles. Es una línea de decoración que se adapta a cualquier espacio disponible y resulta muy original y hogareño. Además, siempre resulta muy personal, pues cada persona, al reformar su baño a un estilo rústico, puede aportar su propio criterio. El secreto está en el equilibrio de las formas y los materiales, para que encontremos un entorno perfectamente armónico.

Tips a tener en cuenta para un baño rústico perfecto

- Madera, madre de todo Lo primero, y más importante, es saber que un baño (o cualquier estancia rústica) tiene por material principal la madera. Es fácilmente reconocible este estilo por crear un espacio con personalidad y unas características básicas únicas. La madera, en diferentes tonalidades y acabados es la clave. Desde unas vigas en el techo, pasando por marcos de espejos, una pared forrada de paneles de madera…. Un material atemporal que, sin quererlo, es pura tendencia.





- A lo Picapiedra Otro material que no defrauda en las reformas a estilos más clásicos como el rústico es la piedra. Usada de manera estratégica, es otro ingrediente básico que no puede faltar en tu baño. En accesorios, el suelo, el mobiliario y combinado con la madera, creará un efecto increíble en cualquier baño rústico.





- Muebles minimalistas En este estilo no vale abusar. Se trata de que la madera cobre protagonismo, y los demás elementos armonicen con ella. Armarios, alacenas, cajoneras… deben ser minimalistas y ocupar su espacio adecuado, sin ser demasiados grandes, para que no ocupen demasiada atención al entrar en la estancia. Apuesta por colores claros como beiges, vainillas, tostados, etc. para hacer la madera más resultante. También nos sirven los tonos verdes pálidos o azul pastel





- Sanitarios No debemos olvidar que, en un baño, los sanitarios son piezas clave y que no pueden faltar. Deben mantener las líneas clásicas de épocas pasadas, o si queremos piezas más modernas, de nuevo, optar por sanitarios más simples y minimalistas. En este tipo de decoración ganan las bañeras frente a las duchas. Una clásica bañera con patas dará ese toque rústico que estamos buscando. Si a eso le añadimos una grifería en bronce efecto mate, brillará con luz propia nuestro baño de casa





- Textiles Finalmente, combinar los tejidos con ese ambiente rústico que queremos. Para ello elegiremos el confort de la naturaleza con tonos suaves, textiles naturales como algodón, lana, fibra natural, lino… y todo ello colocado en cestos de mimbre. ¡El toque final!

Comparte este artículo:
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. ACEPTAR | Más información