< Ver más artículos

Yo soy comercial, no fotógrafo

12 de Febrero 2017

“No tengo porqué recoger la vivienda, ni hacer camas, ni saber usar una cámara profesional. Soy comercial y mi función es captar y vender”. He escuchado mucho esta frase cuando hablamos de Fotografía Inmobiliaria con los comerciales de agencias inmobiliarias y tienen toda la razón.

Hablando con algunos gerentes de agencias inmobiliarias, me he encontrado con algunas afirmaciones que me han dado miedo “tenemos cámara profesional, no vamos con móviles y los comerciales hacen las fotos” y se quedan tan satisfechos pensando que están dando un servicio óptimo, o peor aún, “tengo un fotógrafo que tiene un estudio y él me hace las fotos”, ¡encima pagan al fotógrafo que no tiene formación en Fotografía Inmobiliaria ni en Home Staging! base mínima para saber fotografiar una vivienda a la venta. Es como pedir a un médico de familia que te opere.  Existe la especialización y verás la diferencia más adelante.

Buceo por las webs de estas inmobiliarias con cámaras profesionales o con fotógrafos y veo que tal y como me temía, las fotos no invitan a visitar la vivienda.

¿Cómo es posible que cuiden tan poco la primera herramienta que tienen para captar la atención del posible comprador? No nos quedemos en bajar la tapa del WC o quitar las fotos, hay mucho más que un experto en Fotografía Inmobiliaria sabe hacer. ¿Cuánto pagarías por aumentar las visitas? Si aumentas las visitas, tienes mayor número de clientes compradores, ¿No quieres tener más compradores? ¿No quieres tener clientes vendedores que te elijan porque cuidas la imagen de sus viviendas?

El otro día, en un reportaje fotográfico, me acompañó una persona que tenía poco conocimiento en fotografía (un comercial suele tener el mismo nivel porque no es su función) ni por supuesto en post-producción. Con mi misma cámara hicimos fotos desde el mismo ángulo, él no sabía que debería quitar y no hizo ese trabajo, es más pensó que la vivienda estaba ordenada y así era, pero había un trabajo que hacer que los fotógrafos inmobiliarios captan a la primera. Una vez realizado el reportaje por él, hice yo el mío. Esta vivienda es la típica casa de la abuela deshabitada, las más difíciles de sacar partido, he querido hacer el ejemplo con una vivienda tradicional, que son las mas habituales en los portales inmobiliarios.

Os explico las diferencias entre una fotografía y otra de la misma estancia.


Además del despeje, para sacar luz usa el flash de la cámara y pierde calidez, también podéis observar la altura de la toma. Usar mas ISO tampoco es la solución, llenas de grano la foto. En fotografía inmobiliaria usamos la ISO al mínimo y para conseguir una buena foto necesitas un trípode.


El rincón tiene su encanto, pasó desapercibido por él, en cambio yo lo vi enseguida, siempre buscando sensaciones de confort


Los cojines tumbados apagan la escena, hay que subirlos, nivelación de luces y fuera los angelitos de la guarda.


Los sillones con sábanas o colchas, dan la sensación de vivienda deshabitada y resulta frío, los cubremesas de ganchillo se deben retirar y en esta foto moví la mesita con lámpara porque restaba importancia a la ventana, principal fuente de luz.


Del balances de blancos, evidentemente no tenía mucha idea y por supuesto retirar el exceso en las encimeras.


Un lavadero no debe ser un desastre, tiene que dar la imagen de limpieza y si además lo integras en la foto junto a la cocina, sacas mas partido de la estancia.


Descargar el mueble del recibidor era esencial, ya que en sí, el mueble es muy recargado, y por supuesto rectificar las verticales, pero si además tomamos otra toma como la siguiente, integramos el recibidor en la vivienda.



Esta foto es sencilla, altura y rectificación de verticales, pero el cambio entre una y otra hace que el baño tenga mejor apariencia.

¿Sigues pensando que el comercial debe hacer el reportaje fotográfico o debe emplear todo su tiempo en captar y vender? 


Artículo escrito por Pilia Rodríguez - Directora Creativa de Habitalook

Comparte este artículo: